¿Qué factores influyen en nuestra microbiota intestinal? , ¿Cómo clasificamos la microbiota?, ¿Todos los probióticos son iguales? Te damos las respuestas a estas y otras preguntas sobre la microbiota intestinal.

La mayor parte del Sistema Inmune está en nuestros intestinos

Nuestro organismo ha evolucionado hasta crear hábitats específicos en diferentes partes del cuerpo con un sistema único de microorganismos.
El conjunto de estos microorganismos, que pueden ser incluso patógenos y forman parte de nuestro sistema, se denomina Microbioma. La mayor parte de microorganismos se localizan en el intestino, la piel y la cavidad oral. 

¿En qué partes del intestino se localiza la microbiota autóctona?

En la BOCA (fundamentalmente estreptococos), en el ESTOMAGO (hay mucha acidez, residen un número bajo de estreptococos y lactobacilos), en el INTESTINO DELGADO (fluido intestinal más alcalino, presencia de más número de microorganismos, microbiota semejante a la del colon) y en el INTESTINO GRUESO donde se localiza la mayor proporción de la microbiota intestinal (Bacteroides, Faecalibacterium y Bifidobacterium).

El hecho de tener un tránsito lento en el colon (24-72h) brinda a los microorganismos la oportunidad de proliferar al fermentar sustancias derivadas de la dieta o de nuestras secreciones endógenas.

¿Qué factores influyen en nuestra microbiota intestinal?

Básicamente el GENOTIPO, la colonización POSTNATAL y la ALIMENTACIÓN que recibe el bebé durante los primeros años de vida. Al nacer, el intestino está casi estéril y los microorganismos se adquieren después de nacer a partir de la madre y del entorno ambiental (el modelo de lactancia y el tipo de parto son algunos factores que determinan la microbiota del bebé).

El parto por vía vaginal, muestra una gran diversidad de antígenos (E.Coli, clostridios, estreptococos, lactobacilos bacteroides y bifidobacterias) al recién nacido que permite acelerar la maduración de su sistema inmune.

Se dice que en las cesáreas existe una falta de exposición a ciertos estímulos microbianos y como consecuencia, un aumento en la susceptibilidad a las infecciones y con una predisposición a sufrir enfermedades de base inmunológica (por ejemplo atopias)

¿Tiene diferente microbiota intestinal un niño con lactancia materna que uno alimentado con leche de fórmula artificial? 

La lactancia materna estimula la colonización intestinal por lactobacilos y bifidobacterias, mientras que los niños alimentados con fórmula adaptada proliferan más Bacteroides, E. Coli, clostridios y Staphylococcus.

La microbiota de los niños amamantados genera un ambiente en el tubo digestivo que dificulta la colonización por diversos virus y bacterias productoras de enfermedades, sobretodo la diarrea aguda.

¿Cuándo adquirimos nuestra microbiota intestinal definitiva?

La composición definitiva de la microbiota intestinal se establece a partir de los dos-tres años de vida y está influenciada por factores intrínsecos (secreciones del propio intestino) y extrínsecos (dieta, estrés, ambiente étnico, antibioterapia, toma de probióticos…)
Por lo tanto…

La comunidad formada por miles de millones de bacterias que habitan nuestro intestino, la microbiota, desempeña un papel clave en la salud humana.
Entre otras muchas funciones, nos ayuda a digerir los alimentos que tomamos y se encarga de entrenar y ayudar a madurar a nuestro sistema inmunitario.
Estudios previos han relacionado una menor diversidad microbiana o la ausencia de determinadas bacterias con el aumento experimentado en las últimas décadas de enfermedades autoinmunes y metabólicas, desde asma, hasta Crohn, diabetes tipo I u obesidad, patologías muy prevalentes en sociedades occidentales y apenas existentes en países no industrializados.

Teniendo en cuenta el estilo de vida que tenemos, os recomiendo tomar suplementos de probióticos para potenciar vuestra microbiota y estimular vuestras defensas; o sino mejor aún, ingerir alimentos fermentados (como la chucrut, por ejemplo) y potenciar verduras, preferiblemente de hoja y de color morado, fruta, frutos secos y tubérculos.

Evitar alimentos procesados o industriales. Cuanto más variada sea nuestra microbiota, más salud tendremos.

¿Cómo clasificamos la microbiota?

Una clasificación posible sería según su funcionalidad:

Microbiota muconutritiva: se encarga de mantener el mucus que forma parte de la mucosa intestinal. Estas bacterias ayudan a la digestión, absorción y síntesis de muchos nutrientes. La Akkermansia muciniphila, el Faecalibacterium prausnitzii y la Roseburia intestinalis son los principales representantes.

Microbiota reguladora: tiene función inmunológica (Enterococcus, Staphylococcus y E. Coli) evitando que sustancias antigénicas desarrollen una reacción alérgica o inmunodeficiencias; tiene función protectora (Bifidobacterias, Lactobacillus y algunos Bacteroidetes) mantienen el pH ácido de la luz intestinal y conservan la integridad de la permeabilidad intestinal (factores como fármacos, el estrés, dietas mal equilibradas, infecciones de hongos y parásitos…pueden eliminar este tipo de bacterias).

Microbiota proteolítica: actúa como patógena alcalinizando el medio intestinal y generando sustancias tóxicas como las aminas procedentes de la digestión de las proteínas. Bloquean el crecimiento de la microbiota reguladora. Los principales representantes son los Clostridios y las Enterobacterias.

¿Todos los probióticos son iguales? ¿Cómo podemos saber cuáles son los más beneficiosos para cada persona?

Hay probióticos con indicaciones concretas para desajustes o situaciones de salud concretas, por ejemplo, el Sacharomices Boulardi mejora las diarreas ocasionadas por antibióticos o diarreas inespecíficas.
Todos los probióticos son microorganismos vivos que deben llegar y permanecer viables en la cavidad intestinal. Potencian los efectos positivos de la microbiota autóctona. La mayoría pertenecen a dos grupos microbianos: lactobacilos y bifidobacterias.

¿Durante cuánto tiempo debemos de tomar probióticos?
Deberíamos de tomar probióticos regularmente, períodos de tres-cuatro y después descansar dos meses y volver hacer otra serie de tratamiento de tres-cuatro meses más.

Algunas marcas que os recomiendo serían:

Laboratorios Pileje: Lactibiane Reference

Laboratorios Nutergia: Ergyphilus Plus o Confort

Laboratorios Douglas: Multi-Probiotic 4000

Laboratorios Cobas: SymbioLact

¿A qué problemas de salud se enfrentan los individuos que tienen una microbiota dañada o alterada?

Los principales serían alteraciones digestivas y mayor predisposición a desarrollar problemas autoinmunes. El 80% del sistema inmune está en nuestros intestinos.

¿“El sistema digestivo es el segundo cerebro del cuerpo humano”?  SÍ

La conexión entre los dos órganos se produce tanto en mensajes entre nuestra microbiota y nuestras neuronas como en la coincidencia de producción de hormonas, como la serotonina por ejemplo (el 95% de la serotonina se sintetiza en el intestino).

La ansiedad o el bienestar que sentimos pueden tener su origen en el aparato digestivo.
Trastornos digestivos como el síndrome de intestino irritable, o neurológicos, como la depresión o el Alzheimer, pueden tener su origen en las alteraciones de la microbiota intestinal.

 

Escribe un comentario