En las últimas décadas la nutrición deportiva ha sufrido una revolución. Hemos pasado de comer de manera normal teniendo en cuenta pequeños detalles, a un control excesivo con un filtro muy exigente.

¿Se puede rendir en el mundo del deporte de la competición deportiva teniendo salud? La respuesta tendría que ser evidente para todo el mundo, sin la necesidad que nuestro cuerpo se vea sometido a la ingesta de suplementos nutritivos que puedan alterar órganos vitales. Si uno no tiene salud, no hay deporte que valga.

Muchos deportistas están sujetos a tipos de dietas y modas que han contagiado incluso a gente que practica deporte sin ningún carácter competitivo como corredores populares o ciclistas de fin de semana.

Detrás de todo esto, se encuentra los intereses de las marcas comerciales en los suplementos y las bebidas deportivas. Además tenemos que sumar la presión en la que se encuentran los deportistas para conseguir fitas y metas. Un éxito permanente pasa por delante de cuidar su propia salud.

La salud es una herramienta vital para nuestro cuerpo. Lo más importante es saber sacar las propiedades necesarias de cada uno de los alimentos y confeccionar unos hábitos alimentarios según las necesidades de cada deportista. Para practicar deporte es necesario comer de un modo saludable.

La SALUD tiene que ser nuestra premisa. Existen alimentos naturales que permiten vivir y competir mejor y a la vez disfrutar alimentándonos. No tiene que ser una tortura.

Trataremos de responder preguntas que quizá muchos de nosotros que queremos introducirnos en este mundo no tenemos respuesta: ¿Es posible perder peso y seguir teniendo energía para entrenar?¿Debería tomar vitaminas para compensar la oxidación debido al deporte?…

Nuestro máximo objetivo es llevar una nutrición sana para conseguir el máximo rendimiento en la práctica deportiva!

Escribe un comentario