Tag

suplementación

Browsing

  En el post de hoy hablaremos de la Coenzima Q10 (CoQ10) La definimos como una sustancia similar a las vitaminas que tiene un papel vital en el metabolismo energético de todas las células del cuerpo (especialmente en el corazón) y actúa como un potente antioxidante. Junto con otras enzimas, la Coenzima Q10 convierte en energía las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas. En el interior de las mitocondrias, se fabrica lo que denominas el ATP (la molécula de la energía) gracias a los alimentos que ingerimos y a esta coenzima.  Con la edad, los niveles de Coenzima Q10 van disminuyendo y los alimentos que consumimos hoy en día no nos aportan la cantidad diaria recomendada, así que os aconsejo tomar un suplemento natural de Coenzima Q10. Esta coenzima existe libremente en la naturaleza, y nuestro corazón hígado y riñones contienen grandes cantidades, pero es prácticamente imposible ingerir más…

¡Hola de nuevo a todos! Me gustaría compartir con vosotros un artículo que escribí para la revista digital Soy Cómo Como, donde hablo de la cistitis, infección muy frecuente del sexo femenino y sobretodo en verano. Os puede servir de ayuda para saber cómo prevenirlas y cómo tratarlas, a la vez que os explico qué tipo de arándano y con qué concentración debemos tomarlo para eliminar los molestos síntomas de estas infecciones. Aquí os dejo el link y si tenéis cualquier consulta no dudéis en poneros en contacto conmigo! Si hacéis caso de las recomendaciones y consejos del artículo, estoy segura que disfrutaréis del verano! ¡Nos vemos la semana que viene!

¡Ácidos grasos esenciales! ¡Vamos allá! Hoy toca hablar de los ácidos grasos esenciales, llamados así porque nuestro cuerpo no los puede sintetizar y hay que obtenerlos de la dieta: son el Omega-3 y el Omega-6. Estos dos tipos de lípidos son fundamentales en la participación de procesos tales como el correcto funcionamiento del sistema inmune, en la función cognitiva, en el sistema nervioso, en los procesos inflamatorios… Además, muchos de nosotros aportamos a nuestra dieta alimentos con muy buena fuente de Omega-6 (cereales integrales; frutas; verduras; huevos; aguacate; aceitunas; frutos secos; queso manchego curado; semillas; aceites como el de cártamo, de prímula de rosa, de calabaza, de germen de trigo, etc.) y pocos alimentos ricos en Omega-3 (aceites de pescado, aceites de primera presión en frío consumidos crudos de lino y cáñamo, frutos secos, semillas de calabaza, chía, espirulina, etc.), por lo tanto, nos encontramos delante de un desequilibrio entre…